Rescate 1404

Mesa Central 2 2685 3333

Agenda tu Hora 2 2515 7777

Rescate
1404
Mesa Central
2 2685 3333
Agenda tu hora
22 515 7777

Equipo de Cadera y Pelvis

Prótesis, Artroscopia y Trauma

Información para pacientes

¿Cómo saber si tengo dolor
de cadera?

El dolor de cadera por lo general se presenta en la región inguinal, región glútea y en cara lateral de cadera. En ciertos casos puede presentarse como un dolor anterior de muslo e incluso de rodilla

Puede deberse a múltiples causas, dentro de las que destacan patología inflamatoria (sinovitis - bursitis) y degenerativa (artrosis)

Es importante consultar con los especialistas de nuestro equipo para diagnosticar la causa del dolor y diferenciar otro tipo de patologías que pueden simular un dolor de cadera

Si tienes dudas puedes pedir una evaluación por médicos del equipo en el siguiente enlace

Tengo artrosis de cadera,
¿qué puedo hacer?

La artrosis de cadera es una enfermedad degenerativa de la articulación, es decir que tiende a ir progresando el daño articular causando mayor limitación y dolor al paso del tiempo, siendo una patología irreversible

Existen múltiples tratamientos iniciales dentro de los cuales el uso de analgésicos, baja de peso y un programa de ejercicios sin impacto pueden ser de gran utilidad para disminuir las molestias

Si el dolor persiste de manera importante tiene indicación de cirugía, en la cual se reemplaza la articulación dañada por una prótesis total de cadera

Si tienes dudas puedes pedir una evaluación por médicos del equipo en el siguiente enlace

Patologías frecuentes

Acá podrás leer sobre las principales causas de dolor de cadera. Contamos con el desarrollo técnico y profesional para el diagnóstico y tratamiento de estas patologías y así resolver tus dudas

  • El pellizcamiento de cadera corresponde a un contacto anormal entre la copa acetabular y cabeza del fémur, pudiendo producir lesiones tanto a nivel de cartílago y de partes blandas de la cadera como el labrum articular.

  • Es una causa de dolor frecuente en pacientes jóvenes, presentándose clásicamente como un dolor en región inguinal y glútea al realizar movimientos o estar en posiciones por tiempo prolongado, como sentarse o estar de pie.
  • Por lo general se debe a prominencias óseas ya sea del acetábulo (pincer), fémur proximal (cam) o mixtas.

  • El tratamiento de esta condición puede ser desde kinesioterapia hasta cirugía, según la clínica, hallazgos al examen físico e imágenes. El tratamiento quirúrgico de elección es la artroscopia de cadera.
  • El labrum articular cumple una función para la establidad de la articulación de la cadera entre otras de sus funciones.

  • Muchas veces pueden dañarse secundario a un pellizcamiento de cadera, y estar lesionado en pacientes con artrosis. Sin embargo, hasta en un porcentaje no menor se presentan en pacientes asintomáticos.
  • Es importante contar con una evaluación médica para determinar si las molestias son a causa de esta lesión.
  • La artrosis de cadera o coxartrosis es un proceso degenerativo de la articulación en la que se va perdiendo progresivamente la superficie del cartílago articular generando un contacto anormal entre el hueso subyacente, produciendo dolor y rigidez.

  • Existen diversas causas de artrosis, como secundaria a fracturas, necrosis avascular, displasia de caderas o por enfermedades reumatológicas. Sin embargo en su gran mayoría se consideran idiopáticas, es decir sin causa evidente.
  • El tratamiento consiste en medidas físicas y farmacológicas inicialmente, pero si el dolor es limitante y no cede de manera importante, el tratamiento de elección es la cirugía de reemplazo articular con una prótesis total de cadera.
  • Esta patología también conocida como trocanteritis o síndrome del trocánter mayor es una causa frecuente de patología de cadera.

  • Se presenta con dolor en la cara lateral de cadera que puede irradiarse hacia el muslo.

  • Tiende a comenzar de manera paulatina afectando ciertas posiciones como dormir del lado afectado y al subir escaleras.
  • La causa subyacente es una inflamación de los tendones glúteos que sufren sobrecarga ya sea por lesiones agudas o por desgaste, generando una inflamación de la bursa trocantereana.

  • Su pronóstico es favorable y se debe realizar ejercicios de kinesiología para elongar y desinflamar los tendones, con posterior ejercicios de fortalecimiento de estos. En ocasiones pueden realizarse procedimientos como infiltración con corticoides.
  • Es una enfermedad del desarrollo de la cadera que en su gran mayoría se pesquisa y trata en la infancia.

  • Por lo general esta patología presenta una menor superficie de contacto entre el acetábulo y la cabeza femoral, debido a una disminución en el tamaño del primero. Esta alteración puede producir molestias leves inicialmente hasta artrosis en casos avanzados.
  • Es una causa frecuente de artrosis de cadera en paciente joven.

  • El tratamiento en pacientes jóvenes sin artrosis corresponde en una cirugía de osteotomía pelviana y en casos avanzados un reemplazo articular con una prótesis total de cadera.
  • Las fracturas de cadera son lesiones que deben resolverse de urgencia debido a la incapacidad que presenta el paciente. Estas fracturas pueden afectar el cuello femoral, región intertrocantérica o subtrocantérica del fémur.

  • Por lo general ocurren en pacientes adultos mayores por caídas y en ocasiones en pacientes jóvenes por accidentes de alta energía.
  • Requieren cirugía de urgencia y dependiendo del tipo de lesión el tratamiento consiste en cirugía de reemplazo articular con una prótesis total o parcial de cadera, u osteosíntesis con implantes.
  • Las fracturas de acetábulo corresponden a lesiones de la copa acetabular que articula con el fémur proximal, conformando la articulación de la cadera.

  • Al igual que las fracturas de pelvis, generalmente se presentan por impactos de alta energía como accidentes automovilísticos o caídas de altura.
  • El tratamiento corresponde a cirugía en la mayoría de los casos para reposicionar los fragmentos y estabilizar con implantes, permitiendo la consolidación ósea y evitar secuelas de estas lesiones.

  • En nuestro equipo contamos con un alto nivel de experiencia en el tratamiento de estas lesiones siendo un centro de referencia a nivel nacional.
  • Las fracturas de pelvis son lesiones que ocurren por accidentes de alta energía en pacientes jóvenes o caídas a nivel en adultos mayores

  • Muchas veces presentan compromiso vital debiendo resolverse de urgencia. En otras oportunidades se presentan con dolor e impotencia para deambular.
  • Por lo general requieren cirugía para corregir la fractura estabilizando la pelvis y disminuir las complicaciones asociadas

  • En nuestro equipo contamos con un alto nivel de experiencia en el tratamiento de estas lesiones tanto de urgencia como definitivo siendo un centro de referencia a nivel nacional

Cirugías frecuentes

Junto con el tratamiento de patologías traumáticas, realizamos procedimientos frecuentes de nuestra especialidad como prótesis total de cadera y artroscopia

  • Es uno de los procedimientos más frecuentes de cadera, considerada la cirugía del siglo por el impacto en la mejoría del dolor y calidad de vida de los pacientes. La principal indicación es la artrosis de cadera, aunque también tiene indicación en casos de fracturas de cuello femoral, entre otras causas.

  • Consiste en reemplazar la articulación por implantes que se fijan en la región acetabular y fémur proximal, articulando entre sí.
  • Presenta una baja tasa de complicaciones y por lo general permite una deambulación inmediata con 2 bastones, con un tiempo de rehabilitación promedio de 3-4 meses.
  • Su principal indicación es para el tratamiento del pellizcamiento de cadera, teniendo otras indicaciones como la remoción de cuerpos libres intraarticulares, asistencia en el tratamiento de fracturas de cabeza femoral y osteotomías pelvianas.

  • Permite visualizar la articulación mediante pequeñas incisiones y realizar reparación de labrum acetabular, resección de prominencias óseas entre otros.
  • Presenta una baja tasa de complicaciones y es un procedimiento que permite una deambulación inmediata con 2 bastones.

  • El tiempo de recuperación es variable dependiendo de la causa de la artroscopia, pero generalmente fluctúa entre 3 y 4 meses.
  • Las fracturas de cadera o fémur proximal son una urgencia traumatológica. El tratamiento depende del tipo de fractura y las condiciones del paciente.

  • El objetivo de la cirugía es evitar la postración y tratamiento del dolor, disminuyendo el riesgo de complicaciones por la inmovilidad del paciente.

  • La mayoría corresponde a fracturas osteoporóticas, debido a esta enfermedad la calidad ósea disminuye considerablemente, produciendo fracturas con accidentes de baja energía como caídas.

  • Se subdividen en fracturas de cuello femoral e intertrocantéricas.
  • Fracturas de cuello femoral:
    Son fracturas frecuentes en el adulto mayor. Las fracturas de cuello femoral osteoporóticas pueden realizarse prótesis total o parcial de cadera según la funcionalidad del paciente y son el tratamiento de elección para las fracturas de cuello femoral desplazadas.
    También se presentan en pacientes jóvenes por accidentes de alta energía en las que requieren una cirugía de urgencia para reducir los fragmentos y evitar complicaciones como necrosis avascular y falta de consolidación de fractura, ocurriendo en un porcentaje no menor de los casos.
    Fracturas intertrocantéricas
    Corresponden a fracturas en la región intertrocantérica, diferenciándose de las de cuello femoral debido a que por su mayor circulación arterial tienen un alto porcentaje de consolidación, a diferencia de las segundas.
    El tratamiento de elección consiste en una reducción y osteosíntesis con un clavo cefalomedular o placa, los cuales son implantes de acero o titanio que permiten mantener la estabilidad de la fractura hasta que consolide, sin necesidad de reemplazar la articulación.
    En cuanto al tratamiento además de cirugía se debe realizar un manejo multidisciplinario para tratamiento de osteoporósis y otras comorbilidades que pueden presentar los pacientes.
  • Es una cirugía que busca reorientar las deformidades óseas del acetábulo secundarias a patologías de la infancia, teniendo como indicación principal las secuelas de displasia del desarrollo de cadera.

  • Se realiza en pacientes con estas alteraciones y que no presenten artrosis de cadera.
  • Mediante cirugía se realizan cortes en el hueso pelviano movilizándose y reorientándose para aumentar la cobertura del acetábulo sobre la cabeza femoral, disminuyendo la sobrecarga articular y riesgo de artrosis. Una vez reposicionado la superficie articular, se estabiliza con tornillos permitiendo una deambulación inicial con carga protegida y bastones.

Preparación cirugía

  • El día de tu cirugía debes presentarte en Admisión Central del Hospital del Trabajador 90 minutos antes
  • Recuerde traer tu Carnet de Identidad
  • La orden de hospitalización para el ingreso administrativo estará en admisión
  • Si solicitaron exámenes preoperatorios, recuerda traerlos para evaluación previa a la cirugía. Esto incluye imágenes (por ejemplo: Rx, TAC y RNM)
  • Si utilizas algún tipo de prótesis (lentes de contacto o prótesis dental) debes avisar en la habitación a tu llegada
  • El día de la cirugía debes realizar ayuno de 8 horas sin beber ni siquiera agua
  • No fumes ni bebas alcohol con un mínimo de 12 horas antes de la cirugía
  • No uses cremas corporales ni faciales el día de la cirugía
  • Si estás tomando medicamentos antiinflamatorios, anticoagulantes (neosintron o coumadin) y/o aspirina, debes suspenderlos 3 días previos a la cirugía, siempre bajo la indicación del médico tratante
  • Solo puede venir un acompañante, quien recomendamos venga a dejarte y posteriormente a buscarte para evitar la presencia de personas en los espacios comunes, con el fin de resguardar tu salud y la de tu acopañante

Accesibilidad

Aumentar
texto

Disminuir
texto

Contraste
página